Aniversario de muerte de Celso Emilio Ferreiro

Hoy, 30 de agosto de 2021, se cumplen 42 años desde que Celso Emilio Ferreiro abandonó la tierra, para instalarse en la memoria colectiva como bardo singular de la lírica gallega.

El título de su libro de poemas “Longa noite de pedra” (Larga noche de piedra), editado en el año 1962 en la editorial Galaxia, es empleado por mucha gente para adjetivar la larga etapa franquista en el gobierno de España.

El techo es de piedra.
De piedra son los muros
y las tinieblas.
De piedra el suelo
y las rejas.
Las puertas,
las cadenas,
el aire.
las ventanas,
las miradas,
son de piedra.
Los corazones de los hombres
que a lo lejos acechan,
hechos están
también
de piedra.
Y yo, muriendo
en esta larga noche
de piedra.

Celso Emilio Ferreiro fue un poeta comprometido con su tierra, y con el tiempo convulso que le tocó vivir. Es, probablemente, uno de los poetas que más y mejor alimentan el menú musical de textos que cantaautores y músicos encuentran idóneos para versionar, pues la innegable riqueza rítmica de su poesía demanda a menudo que los dedos de los músicos resbalen por las cuerdas, teclas y ventos de sus instrumentos, en busca de melodías impregnadas de autenticidad, como esta “Mentres canto” (Mientras canto) que ofrecemos de su poema “Spiritual”, extraído del libro “Longa noite de pedra” (Larga noche de piedra), y que forma parte del repertorio de mi último disco “Popsía Vol. I”.

  1. MENTRES CANTO Fran Amil 4:00

Embed

Copy and paste this code to your site to embed.

Quizás mañana
cuando mi mirada
no germine en la luz
como pequeña amapola de agua,
venga la soledad.

Pero hoy canto en libertad
y mientras canto
no estoy aislado,
que el corazón va conmigo
y con él hablo.

Beberé el paisaje
en un amanecer de lirios.
Las campanas del mar
en los vientos huidizos.

Cada instante un pájaro
cada pulso un latido.
Una espada de lluvia
cortando la flor del viento.

Ni las miradas torvas,
ni los labios esquivos,
ni las voces enemigas
ni los hombres mezquinos.

Viviré como el fuego
encendido en la noche.
Tendré cumbres de estrellas,
cantaré para los hombres.

Estoy conmigo mismo.
El corazón es quien manda,
y yo obedezco.

Yo, como Celso Emilio Ferreiro, mientras canto el corazón va conmigo y con él hablo, y todo cuanto existe en el mundo es una nota que me hermana con todos los hombres y mujeres que me prestan sus oídos. Os dejo la versión en acústico de “Mentres canto”, grabado el mismo día del 42 aniversario de la muerte del poeta (Celanova 4 de enero de 1912, Vigo 30 de agosto de 1979).